Blogia

A las 6 y pico

Lo que me llevo


Mi mate 
Mi libro de Coloane 
El trocito de mader de cirpés de las guaitecas 
Mi boina 
El chaquetón del papá 
Mi disco duro con todas las fotos 
Mi mochila burdeos con la bandera de Chile cosida 
Un par de cartas 
Los caterpilar que me regaló Edith 
Un anillo 
Mi marcapáginas de Hellboy 
Mi título de la U.V. 

Dame una señal

Dame una señal

"Vuelvo siempre a caminar

Tratando de encontrar algo.

Debí soñar o imaginar

Que en la calle estás rodando,

Y no es verdad que perdí mi amor

Es que no sé muy bien por dónde vas,

No puedo resistir esta realidad

Dame pronto una señal

Es que tu cuerpo

Va flotando por mi habitación

Cierro los ojos

Lo retengo en mi imaginación..."

 

Te debo una hisoria Sara.

Con una pala y un sombrero

"Y ojalá que cuando mires a tu alrededor
simplemente, te presenten a gardel,
que el señor te dé su mano,
y a través de él, te enteres,
que tus nietos crecen bien.."

Qué dolor estar lejos de mis viejos cuando se hacen viejos.


Remember the days...

"Remember the days..."

Si parece que ha pasado una vida. Hoy estoy del otro lado, ya no cojo colillas del suelo, no bebo vino en caja, ni duermo al raso. Hoy puedo decir que soy feliz, y se debe en gran parte a Lota, sin embargo me apena verla crecer, ver como la infancia va quedando atrás, esta semana nos hermos enterado de que no existen ni los reyes, ni Papá Noel, ni el Ratoncito Pérez, ni las hadas. Se a terminado la magia. Es ley de vida. Eso me lleva a pensar en mis viejos, me lleva a pensar en qué sentían mientras nos veían crecer. ¿qué pasaría por sus cabezas?...

Es muy extraña esta sensación de volver a un sitio tan querido, hace siglos que nadie escribe, las calles estan desiertas, aún así me siento como en casa. ¿qué será de Paquito, Cerrolaza, o sal_si_puedes.? Se me hace más dificil escribir cuando las aguas están quietas, pero volveré, sí, volveré.

NO TE PIERDAS

NO TE PIERDAS

Si ves que no estoy cuando vuelvas,

búscame entre las vegas fértiles de sueños...

 

                                                              M.J. Sierra,

* Fotografía: Silla frente al mar, Neringa (Lituania)

   La tomé prestada de www.enfocado.com

Perro Callejero

Perro Callejero

Quiero llorar un llanto amargo, vomitar esta horrible bilis que me habita. Quiero cansarme de llorar, y ahogar los pulmones en un grito maldiciendo este puto mundo. Quiero decir adios, quiero y no puedo.

" Life is a series of hellos and goodbyes
I'm afraid it's time for goodbye again
"

(Billy Joel)

Se busca

Se busca

FUNDACIÔN

La nueva poesía no tiene nada que ver conmigo. La nueva poesía no se encuentra en mí.
La nueva poesía es la piedra que se arroja hacía delante y su consecuencia debe ser romper alguna cosa.
La nueva poesía tiene un idioma no resuelto de conflictos no resueltos.
Los intentos escritos cumplen de inmediato los procesos,  (escrito=leido), y dejan de ser la nueva poesía.
La nueva poesía es una voluntad que se transforma;  nadie sabrá hoy, el resultado ni el efecto.
La conjunción de los planetas puede intervenir, el  viento puede intervenir, el amor puede intervenir;  pero la libertad no puede faltar.
La nueva poesía nos promete desde el  comienzo del siglo XX que va a nacer un día de estos.
Fluye en el semen que salta aún sin saber a donde,  de pura alegría; así nos quedamos esperando un cuerpo y
no es un cuerpo,  es fe.
Esta poesía es escrita por locos, los niños también pueden escribirla,¡cualquiera puede escribirla!
solo los necios no podrán leerla.
La nueva poesía tiene más que ver  con entrañas que con culturas, con desenlaces que con comienzos.
La nueva poesía es y está, habrá que tener los ojos generosos, las alforjas listas, la sangre caliente;
no pertenecer a la época  y sentir que mañana es tarde.

Quiéreme bien

Quiéreme bien

Mientras me dejaba llevar por la marea de gente estúpida
que vive estúpidamente
que respira solo para engordar su bolsillo
en medio de esa multitud volví a sentirte bajo mi piel
volví a amar tu sonrisa
volví a desearte
mas tú, nuervamente, estabas caminado en mi interior, con lenta calma asesina
observando con ojo avisor
en donde dar la dentellada
sentí tus dientes filosos en mi vientre
un mordico tras otro
vi como saboreabas mi carne mientras la sangre chorreaba de tus fauces
yo, yo seguí en la fila sin moverme siquiera
tu ibas devorándo mis huesos
haciendo trizas mis esperanzas y mi ser
sentía mi sangre fluir caliente, roja, viva
lleve mis manos a la herida, pero nada
tus heridas son por dentro
mis ya podridas víceras fueron tu aliemento
una víctima más en tu lista
Sufro, sangro, sudo, lloro
me duele tenerte solo de esta forma
pero así lo es y así será
tus garras van destrozándome con sádico placer
Te ríes, tu sonrisa, como la amo, más ahora que es ella la que me mata
aún no es de noche, ni siquiera tengo un trago a mano
desángrame
desgarra mis intestinos de un zarpazo y , mete tu garra mortal en mi, que eso será lo único tuyo que me quede en la vida
mi último recuerdo será esta agonía esperándote
tu sólo déjame tendido en la calle
quiebra mis huesos podridos de esperarte
solo tú holla mis restos
sólo tu esparce mis carnes por toda la ciudad
que nada quede del amor que te tuve
expulsa tu suciedad sobre mis entrañas malolientes
soy un perro devorado por una bestia mayor
maldita noche que no llega
maldita lluvia que no cae
maldita ciudad servil
maldigo los hijos que no tuve
maldigo este corazón incipiente que sólo dio frutos añejos
maldigo tu bestia porque no me devoró hace tiempo cuando fue la ocación
estoy hastiado de pensarte
me dueles en lo más profundo
arremete sin piedad contra mi
tu embestida será mi salvación
mi única forma de alanzar la paz
destrúyeme, viola mis conciencia
dispara en medio de los ojos para que mi recuerdo tuyo sea el más feliz
y luego vete
vete sin mirar atrás
que si no lo haces ... serás tu la víctima

Mudanza

Mudanza

 

Era el último día. Los pasos resonaban en las habitaciones vacías y las paredes desnudas parecían sobrecogidas por el taconeo descompasado que se las obligaba a escuchar. De vez en cuando se acercaba a una pared y la recorría con dos dedos, índice y corazón -pero eso qué más da - ,despacio, con los ojos brillantes y un nudo en la garganta. Cuando había girado decidida para salir de aquella casa testigo de tanto amor y de tanto dolor, no pudo resistir la tentación de mirarse por última vez en su espejo. No habían podido descolgarlo, los tornillos parecían sellados a la pared, parte de ella , así que subió sin titubeos la escalera y miró al espejo de frente , como quien se enfrenta a un momento crucial, con arrojo, no quería ver la derrota en ese espejo, no quería ver a la persona que tantas veces se reflejó sin mirarse, que tantas otras, casi todas, se miró sin verse, quería ver a la persona que saldría por la puerta, pero no fue eso lo que vio. Ahora baja las escaleras pensativa, absorta, muda de asombro, casi asustada. ¿Desde cuándo ocurría aquello? ¿cómo habría podido no darse cuenta ? ¿sería hoy la primera vez ? Se volvió de nuev, saltó los escalones de dos en dos, y volvió a acercarse a la pared de la que aquél espejo se había negado a separarse. Todo seguía igual, el espejo devolvía su figura decidida, los zapatos de tacón y el vestido negro con tal perfección, que no sería digno de otra mirada si no fuese por el empeño en no mostrar su imagen invertida .No. Veía su espalda, su pelo moreno recogido, sus piernas torneadas,la cintura breve , las caderas generosas , veía lo único que reconocía de aquella que fue justo como la quería, diciendo adiós con todo su ser y dándole la espalda, mientras ella, ahora sí, salía decidida de aquél lugar que ahora sólo era pasado .

3 voces x el amor

El primer turno de la fabrica estaba por finalizar su horario, un muchacho de los tantos que trabajan allí se comía las uñas mientras se dirigía a la fila del cacheo.

Dale, moviendo las manitos. ¡Apurando!. Ahora me cambio y me voy a ver a la “Flaqui”, o mejor no; me rajo así nomás para ganar tiempo. ¡Pero...!, un solo cana para el cacheo; ¡qué lo parió!. ¿En donde la puedo encontrar a la loca esta?. Seguro que en el barcito de la esquina de la Facu. Siempre que andan con parciales se juntan en el barcito, por eso; voy de sorpresa para que no me venga con que no tiene tiempo y esas boludeces. Por diez minutos que le puedo robar un par de besos, no le voy a cagar la carrera. ¡Ma qué carrera!. Si recién empieza. Si loco, me cargo el bolso y voy de una para la Facu.

¡Apurando!¡apurando!, pasito para adelante y adentro...

En el tumulto del bar no faltaba nadie que fuera estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas. El lugar estaba repleto, pocos consumían poco y todos no hacían mas que hablar y fumar. En una mesa junto a la ultima ventana, se encontraban dos compañeros de facultad como tantos otros.

¡Que bien!,¡que bien!. Todavía no llegaron las otras brujas. Me parece que hoy me tiro yo, de una.¡Que lindo que esta!, con esa camisita que se puso, ese perfumito que tiene siempre. ¡Aaaah! Que tipo más lindo. Serio, tranqui, elegante, alto; con un tostadito todo el año que le queda bárbaro. Mejor me calmo y me hago la que estudio. Y él, ¿estará estudiando?. Yo no le creo que no le guste ni siquiera un poco. ¡Se haaace!. Me acuerdo clarito, el día de la inscripción. Se me vino encima a preguntar una bobada, si; y me acuerdo la cara que puso cuando se dio cuenta que estaba con el Gordi. ¡Uhyyy! El Gordi, que lo tengo medio abandonado, pero que se le va hacer; ahora tengo otros proyectos, otras metas, otras responsabilidades; es parte del crecimiento de una persona...¿ Qué dice acá? No entiendo un pomo esta materia de mierda, ¿ estará estudiando en serio este?. Mejor me voy al baño para despejarme un poco.

Desde el otro lado de la mesa un suspiro de alivio y una mirada profunda se pegaban a la espalda de la chica que se perdía entre la gente de camino al baño.

¡Que plomo!¡Y menos mal que no llegaron las otras taradas!. ¡Que tilinga!. En donde me fui a meter. Pero... ¿cómo es el amor?, ¡qué injusticia!; que mar de tormentos. Como me tengo que bancar a esta histérica, cerebro de canario, por nada. Mi amigo Lucho me dijo – No podes, no vale la pena competir- y yo; como siempre enamorándome del menos indicado. Pero a él no lo puedo juzgar, esto puede ser muy difícil de aceptar, en esa mente cavernícola; en esa humanidad ciento por ciento machista. Cuando lo vi ese día en la fila me cegué, me morí, me perdí; ni me di cuenta que estaba con esta idiota. Pero no puede fallar hoy seguro se aparece. ¡ Si supiera la tonta que ella es solo un puente!, un escalón; el eslabón de una cadena de pasiones... Ya vuelve la yegua, tan segura, hecha  una reina; me gustaría verle la cara si...

En ese momento los instrumentos del destino comenzaron a tocar la vieja canción de encuentros y desencuentros en el bar, al entrar un muchacho vestido de grafa y bolso al hombro; una comunión de pensamientos se estrellaban contra  miradas cruzadas

¡No te digo yo!, ahí están los vagos estos...

¡Gordi!, ¿pero que hace acá este pelotudo?...

¡Hoy es el dìa, vino!, y con ropa de fajina que divino...

Claridad en tus paisajes.

Claridad en tus paisajes.

Esta es la historia de la piel de la tierra.
Entre la arena y la luna llena
una tierra bañada por aguas
de no tan lejana costa africana.
 

Dibujas en mi palma las verdes colinas del Tuy
y el mar blanco de Sidi Bou Said
y mi mano siente que ya casi puede tocarte,
pero nadie jamás ha logrado
tocarse
las entrañas por dentro.
 

Quién detiene los segundos
que no pasan
                     cuando te tengo lejos.
las horas multiplican sus minutos.
 

Sin embargo, cuando respiré tu aire limpio
me volví claridad en tus paisajes.
 

Cuando me sepa valiente
iré a Francia a recoger su lenguaje.
Y volveré, África 
a plantarme en tus raíces 
y crecer contigo.

Elucubraciones sobre los demás

Políticos moderados (diputado de una minoría)
      - En este momento sería posible declarar, que; muy cercanos están nuestros dichos sobre lo que  dentro de algún tiempo, pueda quedar demostrado de alguna forma u otra. La teoría definida en aquellos días durante el posible encuentro, de los presuntos autores de esa desconocida organización; inscripta en las listas de las más temibles organizaciones. Y como se habría dicho en su oportunidad, y por lo que se viene escuchando; se puede interpretar, en un abrir y cerrar de ojos, cual es la realidad de los acontecimientos, para llegar a una posición justa sobre la situación de los involucrados. Aquí mismo podríamos determinar; en un orden hipotético, la culpabilidad de esos anónimos violentos. No es indispensable otra vara que mida mas que la ética. En estos casos inciertos, pero reales; es preciso cuidar las sensibilidades de las personas;  por más que a uno no le toque en forma cercana. La inocencia del conjunto en hechos de tal naturaleza, tampoco es una variable;  a veces sucede lo que sucede por algo impreciso, pero palpable. Lo que nos permite decir de ellos aquello que ellos mismos nos sugieren. Estas aclaraciones vienen a cuento de lo que estamos proyectando y confirman la posición de nuestro partido en lo que tiene que ver con este caso. -
 
Vecinos moderados  (vecina de cualquier lugar)

       -Tal como le conté días pasados, dieron por la tele en ese programa de la tarde; vio, aquello sobre esa enfermedad...; ¡¿se acuerda?!. Bueno, parece que la que le dije; esto por dichos de una amiga de ella; (conste), conocida del marido de una parienta de mi suegra, que me parece trabajaba con el marido de otra vecina de su prima, ¡Bueh! ; por allá por donde vive aquel supuesto amante de la tía de esas chicas, a las que le decían que eran parecidas a las actrices; esas que eran hermanas también y trabajaban en la película aquella, donde se la pasaban viajando por ese lugar que era como un desierto y después llegaban a un lugar parecido a la selva..., ¿no se acuerda?. También trabajaron con ese hombre tan lindo, en otra película de policías; ese que hizo un montón de películas. Casado como tres veces ¿ no se acuerda?. ¡Bueno!, como le iba diciendo, no sé pero me parece que está enferma la pobre. -

La vida es bella

La vida es bella

No se lo que quiero, pero lo quiero ya.

(Sumo)

 Mientras en la capital el estadio Aurelio Sotomayor se va llenando de fans que pagaron sus 45 dólares para ver la gira a Bigger Bang, Noelia  cumple 175 días  de vida. Nacida en un país al sur del ecuador que podría ser cualquiera la pequeña Noelia no se entera de lo dura que es la vida bajo este sol. No sabe que el nombre de sus padres es José y Herminia, que son campesinos y analfabetos, que apenas tienen un pedacito de tierra para trabajar y que según las estadísticas están en el grupo de personas que no llega a los 2 dólares al dia para sobrevivir; tampoco sabe que es la menor de 8 hermanos, Noelia apenas conoce los brazos de su madre, un pezón que no da leche y unas mantas en el suelo para dormir y que hacen las veces de cama comunitaria. Cuando crezca un poco sabrá que su casa es de barro y paja y que tiene que tener mucho cuidado con las vinchucas porque le pueden provocar una enfermedad de nombre extraño. Además verá con sus ojos el rio color marrón que está muy cerca de casa, sus hermanos le advertirán que no beba de esa agua porque también podría enfermar. Jugará y correteará las gallinas , descalaza por el campo igual como han hecho sus hermanos mayores. Caminará las mismas dos horas al día que camina su madre para tener agua con que cocinar y beber. Se acostumbrará a comer maíz casi todos los días y a quedarse acostada mientras que se seque su ropita. No sabrá lo que es un cumpleaños ni mucho menos lo que es la navidad, conocerá los juguetes cuando ya no le sirvan para jugar. Si algún año la cosecha es mala sabrá lo que es irse a dormir sin haber comido. Su madre le enseñará los quehaceres de casa porque siendo niña a la escuela solo podrá asistir una o dos veces. Verá desde una esquina llorar a su madre cuando reciba la noticia de que su papá camino a casa, después de una borrachera cayó al río y murió ahogado. Noelia es tan pequeña que no sabe nada de la vida, yo que soy un poco mayor sí se algo y no quiero esperar por ello, quiero un futuro para mi hermanita.

 

Cuando yo era un enano.

Cuando yo era un enano.

Si tuviéramos, si tuviéramos alas
Si pudiéramos, si pudiera volar
y salir
y escapar
llevarte hasta ese lugar
si tuviéramos, si tuviéramos alas
(Miguel Mateos) 

De pequeño volaba casi siempre. Lo recuerdo como si fuera hoy, bajaba las escaleras que unen nuestra calle con la calle donde vive mi tia Juani, llegaba al ultimo peldaño ,extendía los brazos y me dejaba llevar por el vientecillo que habita en esa esquina. Tenía, eso sí, mucho cuidado de  no enrredarme con los cables de tendido eléctrico, como un volantín en septiembre,  eso hubiese sido fatal, no solo porque me tirara a tierra si no porque los demás se hubiese preguntado ¿como carajos llegué hasta allí?. Se hubiese develado mi secreto. Recuerdo que me preguntaba  porque nunca vi a otros niños volando a mi lado, ¿sería yo el único que aprovechaba el vientecillo de verano en la esquina de la calle Peleco?. Era exquisito sobrevolar la población contigua, estaba metida en una gran depresión del terreno, por eso le llamábamos el "hoyón", más de alguna vez me alejé lo suficiente para sobrevolar la casa de la tia Marta, podía pasarme horas mirando desde las alturas los techos rojos de mi población. No sentía miedo, ni me preguntaba que pasaría si amainara el viento estando yo en el aire, cierto es, que nunca me elevé demasiado, me gustab tener al alcance de mis ojos las cabecitas de mis vecinos, recuerdo haber visto muchas veces a juanito y la carretilla de su padre (en la que iban a comprar garrafas de vino berretón pa venderlo por cañas) con dos y tres de sus hermanos menores corriendo cuesta abajo, que libertad teníamos siendo enanos.Despues de volar (no recuerdo como aterrizaba) me gustaba comer sandía. Mi viejita la cortaba delgadas tajadas , flautas les llamábamos, y me embetunaba toda la cara dando sendos mordiscos o bien podía hacerme un gran jarro de agua con harina tostada (trigo tostado y molido, después supe que se llama gofio) y azúcar. Qué lindo eran los veranos en ese tiempo azul. Después crecí y alguien me dijo q gracias a Dios tengo los pies bien puestos en la tierra, pobre, no sabe lo que dice, seguramente el nació siendo grande.

Seguro que va a caer

Seguro que va a caer

 Mira de reojo

piensa que no hay nadie

Ella es una invitacion

saber que es deseado y observado

sin publico no hay función

(Instrucción Cívica)

Estas letras parias no son lo que quiero expresar. Debería prender fuego rapidamente y en una gran pira universal quemar hasta el hastío todos los sueños rotos que tenga a mi alcance. Debería salir corriendo hasta que mis pulmones exploten reventados en sangre y expulsen a su vez todas las esperanzas enquistadas en ellos. Debería romperme los puños contra la primera pared, ver mi propia sangre manchando la vertical y mis huesos destrozados e inservibles, debería quedarme mirando y luego meter las manos en vinagre. Debría hacerme cientos, miles de pequeños cortes en el pecho con una hojilla de afeitar y luego derramarme zumo de limón, debería, debría hacer tantas cosas pero ya no tengo ganas de seguir.

 

 

AZUL SOBRE TI

AZUL SOBRE TI

              AZUL SOBRE TI

Podría dejar el mundo así, tal y como me lo encontré…
Como un color azul, tirando a grisáceo!
Arrebatarle los sueños y ocultarme en lo desconocido.
Podría difuminarme o podría confundirme
entre las palabras jamás pronunciadas y el aire.
Desarrollar ese tacto innato de recién nacido.
Beber del tiempo o ahogarme en el tiempo
mientras discuto con los segundos.
-“Porque yo estaba antes”, me dicen…
- “Y yo, y yo…”
Y tantos otros mundos que ahora desconozco!
Parece que el color no llega, pero segundo a segundo
estás descomponiendo ese fuego,
esa llamarada roja bajo la sangre,
apretando esta mano, ahora en forma de puño!
Pero esa mano…
Ésta, tu mano…cuenta y no cuenta, porque nunca falla;
nunca antepone los segundos
ni lo eterno,
ni las noches cuando nos desnuda ese mundo.
Porque ahí estás y así te quedas,
inundado,
como viento sin paisaje.
Pero hoy no. Hoy quiero un poco más de ti.
Este azul al que le llamo mujer o siempre.
Entre mis brazos y el comienzo.
Como este poema desde donde salgo.
Azul sobre ti. En silencio…

 

En la habitación

En la habitación

Soledad y yo en la habitación.

Entra el frío.

Ella me abraza para estar más cerca-

-Presagios, de nuevas derrotas-

Cuando ella se aleje

ganaré yo.

Se marcha el frío en su abrazo.

Enmudezco. Ella me arropa.

- Mi destino es quedar vencido

en los escombros del olvido-

La voz de mi palabra.

La voz de mi palabra.

Me situo en el cerco de tus ojos oceánicos.

Intento permanecer callada

ante la mirada del equino que me observa.

Se hacen metros nuestros segundos.

Casi impasibles. Casi imparables

en nuestro descenso

de caer en el mar de la duda.

Es tu voz

sonrojada presencia que me atrapa

quien deja muda las tempestades del alma.

Tú. Silenciosa presencia de las llamas.

Impaciencia de lo que nunca fue cierto.

Llévame donde nunca permanecí quieta.

Tú. Luz de plata,

incandescencia absoluta de la voz de mi palabra.

Quimera de cristal

de urnas de baúles de impaciencia.

Cerca de la vereda de la estrella

 

recordé que no me acuerdo

 

de lo que no me acuerdo.

 

Me pregunto si acaso me alejo

 

por la vereda de la memoria.

 

¿Qué pensaría de mí

 

la niña que fui entonces?

 

¿Por qué esta joven

 

no recuerda parte

 

de la niña que yo era?

 

Me veo difusa

 

dibujando en ocasiones.

 

Quien dibuja

 

desdibuja parte de la memoria.

 

 

¿En qué estaría yo pensando?

 

He dejado tantas cosas en el camino…